Historia del Castillo Neuschwanstein y como llegar

0
537

El Castillo Neuschwanstein (Nuevo Cisne de Piedra) es un hermoso castillo declarado patrimonio de la humanidad, el cual está ubicado al sur de Baviera en Alemania y deslumbra a sus visitantes debido a sus maravillosos paisajes y atmósfera de castillo de cuento de hadas; el castillo Neuschwanstein fue construido por órdenes del famoso Rey Loco con la intención de sumarlo al conjunto de castillos que le pertenecían.

La historia del castillo comienza con el Rey Luis II de Baviera (1845 – 1886), mejor conocido como el Rey Loco, quien tenía el anhelo de convertirse en un rey de cuento; todo comenzó en los años en los que vivía en el castillo Hohenschwangau y pasaba su tiempo soñando con personajes de la mitología germánica como Parsifal, Sigurd y Lohengrin (El Caballero Cisne), adicionalmente su protegido Wagner se dedicaba a recrear estos cuentos como operas para incrementar su delirio. Al poco tiempo de ser coronado como rey, Luis II utilizo su poder para asignar a un escenógrafo teatral la construcción de un palacio que fuera acorde con su visión romántica e idealizada de un castillo medieval, lleno de modernidades para la época, tales como calefacción, luz eléctrica, agua corriente, desagües automáticos y una línea telefónica.

El ahora Castillo de Neuschwanstein originalmente se conocía como Nuevo Castillo Hohenschwangau, solo se reconoció por su nombre actual hasta después de la muerte del Rey Loco; Neuschwanstein empezó su construcción en 1868; lamentablemente la muerte del Rey Luis II lo sorprendió antes siquiera de poder ver realizado su sueño, ya que solo logro vivir 5 meses en su castillo de cuento de hadas y aun así el castillo continuaba en construcción cuando el rey falleció; mientras el Rey Luis II vivió allí, cayo en la bebida, según se dice nunca fue aceptado como rey por sus súbditos, estos pensamientos lo llevaron a querer encerrarse en su castillo declarando que no quería recibir ningún tipo de visitas; 4 días antes de su muerte lo declararon demente y con ello incapaz de gobernar; murió en el año 1886 y una semana después de su muerte los herederos del Rey Loco abrieron el castillo al público para así poder pagar la deuda que su construcción había generado; en la actualidad el castillo Neuschwanstein es una de las mayores atracciones turísticas en toda Alemania, la cual recauda alrededor de 1,5 millones de visitantes cada año e inspiro a personas como Walt Disney para diseñar el castillo de la bella durmiente.

El Castillo Neuschwanstein cuenta con 200 habitaciones en las que se encuentran llamativas estancias tales como la Sala del Trono la cual tiene 13 metros de altura, la Sala de los Cantores la cual cuenta con un enorme salón y un escenario en ella, el dormitorio del Rey y la capilla, los cuales fueron construidos con estilo neogótico. El castillo está ubicado en la localidad de Schwangau, aproximadamente a unos 4 km de Füssen, 5 km de la frontera con Austria y a 120 km de Múnich; el castillo está en un desfiladero justo a los pies de los Alpes Bávaros. Una vez visitado el castillo los turistas suelen pasar a conocer el Castillo Hohenschwangau el cual está a tan solo 2km de Neuschwanstein y cuenta la historia de los primero años de vida del Rey Luis II.

La mejor manera de llegar al castillo de Neuschwanstein es tomando tren directo, el cual tarda dos horas desde Múnich hasta Füssen; también se puede tomar el bus en dirección a Schwangau; estando allí se deben compran los tickets en las taquillas y subir hasta los castillos; en bus, carruaje o caminando.

Artículo anterior¿Que puedes ver en Pécs, Hungria?
Artículo siguienteLos mejores Balnearios de Budapest